Saltando en el auditorio con los Polinesios.

Saltando en el auditorio con los Polinesios.

Mis queridos cofrades últimamente he estado pensando mucho sobre la evolución, como es que avanzamos en esta vida, como dejamos cosas y adquirimos otras, este pensamiento se hacia más profundo mientras caminaba por Paseo de la reforma bajo la sombra de sus árboles y el bullicio de su gente, pero esta vez el sonido era diferente, más homogéneo, conforme avanzaba se hacía más fuerte y claro… Polinesios, polinesios , al llegar al auditorio nacional lo pude ver claramente, miles de personas en su mayoría niños coreaban a estos grandes youtubers que han sabido ganarse el corazón de cada uno de sus seguidores, estaba a unos minutos de empezar su concierto JUMP con un lleno inevitable, los gritos y la emoción de los asistentes se sentía, me contagiaron tanto que me sentía un polinesio más.

Al ingresar al recinto el sonido local dio la segunda llamada, me apresuré a tomar mi asiento, todas las localidades estaban iluminadas por banderines con luces de colores, pero sobre todo por la ilusión de los niños de ver a sus ídolos. El escenario lucia futurista todo el concepto de JUMP polinesio se reflejaba en el, todo puesto a punto para hacer un gran show.

Por fin la tercera llamada, el público salto de su butaca, entre gritos y aplausos esta gran fiesta comenzó, nunca había tenido la oportunidad de ver a los Polinesios en vivo y la verdad me llevé una gran sorpresa al ver la magnitud de la producción audiovisual, los grandes bailarines que los acompañas y sobre todo el gran talento que desbordan Rafa, Lesslie y Karen.

Al pasar de las canciones entendí, que el DESPERTAR nos lleva a la LIBERTAD, que UN DIA SOÑE que la vida es un momento así que SEAMOS LEYENDA, libremos la GRAVEDAD para avanzar, pero siempre sabiendo que THE FUTURE ES NOW, debemos de crear nuestra felicidad siendo ADICTO A VOLAR, ser cada vez MAS FUERTE, pero sobre todo aprendí dos cosas, que en la vida siempre hay que dar GRACIAS y que la vida debe llevarse como si siempre fuera un FESTIVAL.

El cierre fue espectacular padres e hijos gritando y brincando, creo que eso son los Polinesios un cumulo de energía y buena vibra que contagia, que une a la familia, que crea valores, que impulsa a ser mejores y sobre todo a la construcción de la felicidad personal.

Después de todo esto recordé una caricatura antaña, donde unían los anillos de agua, tierra, fuego y corazón. Y así lo vi hoy, los pies en la tierra de Rafa, Lesslie que fluye como el agua, La energía y candor de Karen como fuego y ¿el corazón? Ese es cada uno de sus seguidores, ellos ponen todo el corazón para apoyar a sus ídolos, LOS POLINESIOS.

Mis queridos cofrades creo que los niños y jóvenes están en buenas manos, larga vida a los polinesios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.