Poderosa, siniestra y muy cruda, llega al cine – Joker -.

Poderosa, siniestra y muy cruda, llega al cine - Joker -.

Llega Joker, filme basado en el villano de DC Comics y que se distancia por completo de los estereotipos que puedan ligarse a esa editorial y que propone un crudo thriller psicológico sobre una sociedad en conflicto y un individuo predestinado al colapso.

Joker es la película basada en el popular personaje de DC Comics, que desde siempre ha sido el mayor archienemigo de Batman. Se trata del primer filme en solitario que es protagonizado por el famoso villano.

Es la década de los 80 en Ciudad Gótica. Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) tiene la convicción de que su propósito en la vida es llevarle alegría a la gente, y por ello intenta hacer una carrera como comediante de stand-up, a pesar de que su condición mental le impida desenvolverse adecuadamente en un contexto urbano de descontento general y pobreza, y en el que los presupuestos para programas sociales son recortados.

Las constantes vejaciones de las que es objeto lo empujan poco a poco a cruzar los límites de lo permitido, hasta llegar a un punto sin retorno y a una caída libre de la que, dada su realidad, jamás iba a lograr escapar.

Phoenix tiene los elementos necesarios para interpretar a un Joker real, un ser trágico golpeado por la realidad de su ciudad y por la familiar, alguien que ve en la aspiración hacia el mundo de la comedia y en su ideal de entablar relaciones afectivas los motores para tratar de salir adelante, a consciencia de sus condicionantes clínicas.

Poderosa, siniestra y muy cruda, es la película que nos da al Joker más real que pueda haber existido, son tantos los trastornos de Arthur que uno entiende en todo el momento el camino que sigue naturalmente y lo acepta

“Sabemos que la violencia puede ser aprendida y desprendida, es absolutamente necesario que tengamos empatía, pero eso no significa que disculpemos o justifiquemos el comportamiento violento”, ha dicho el mismo Phoenix. El tema de la película no es sencillo, ni siquiera aparece Batman, ya que, para el Guasón, el enemigo a vencer es la sociedad en sí misma

Así como ocurrió con Batman: El caballero de la noche en 2008 y Logan en 2017, Joker es una cinta que demuestra que a los personajes de cómic puede sacárseles del lugar común y colocárseles en relatos adultos y sobrios, una película tensa que toma riesgos y que, perteneciendo a una vertiente gastada, sentará precedente para el cine de esta naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *