Justicia Implacable

Justicia Implacable

H (Jason Statham) es el misterioso tipo que acaba de incorporarse, como guardia de seguridad, a una compañía de blindados. Durante un intento de atraco a su camión, sorprende a sus compañeros mostrando habilidades de un soldado profesional, dejando al resto del equipo preguntándose quién es realmente y de dónde viene; pronto se hará claro el verdadero motivo por el cual H está buscando un ajuste de cuentas.

Si algo siempre ha definido y destacado al director Guy Ritchie, es que a pesar de que sus filmes jamás se han destacado por contar con grandes historias, siempre ha sabido como sacarlas adelante entregando un entretenimiento muy bien desarrollado y cintas muy bien dirigidas, las cuales siempre han hecho que la trama pasen a un segundo plano y es precisamente lo que sucede con Justicia Implacable; ya que la destreza que maneja en este largometraje con las escenas de acción, muy al estilo del director Christopher Nolan (El Origen, Tenet, Dunkerque), hacen que el resto pase desapercibido.

Debo de aceptar es, de hecho, su historia demasiado obvia y nada novedosa, incongruente y creativa, pero no por ello mala, ya que cumple la función para donde nos quiere llevar Ritchie, ya que la acción y destreza es a donde apunta este filme sumamente entretenido; aun así creo que si contara con una mejor trama, la hubiera mejorado muchísimo más.

Las buenas actuaciones ¡las tiene! o por lo menos, de su protagonista Jason Statham y aunque este actor siempre se ha destacado por entregar este tipo de personajes, creo que muy pocas veces se ha comprometido tanto con su personaje, dándole demasiada fuerza, al entregarle escenas extremadamente expresivas y otras, precisamente todo lo contrario; esto nos deja ver la vulnerabilidad del personaje y cómo, poco a poco, ésta se va desvaneciendo al ya no tener nada que perder.

Aun así creo que sus soberbias secuencias de acción, su estilo o manejo al cine de serie “B”, y el estupendo manejo de las cámaras, son lo que hacen que el filme no sea el mejor de su director, pero si uno de los más entretenidos y disfrutables de su carrera.

Al final estamos ante un filme que nos recalca que en esta industria también se puede llegar a disfrutar de esos filmes extremadamente entretenidos, divertidos, que saben cómo entretener a su público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.