Rascacielos: Rescate en las alturas – Skyscraper

Rascacielos: Rescate en las alturas - Skyscraper

Dwayne Johnson está de regreso con otra película de acción, “Skyscraper” Para latinoamérica Rascacielos: Rescate en las alturas es dirigida por Rawson M. Thunder y también protagonizada por Neve Campell, Chin Han y Rolan Møller.

Dwayne Jhonson es un exmilitar (FBI, rescate de rehenes, etcétera) que pierde una pierna en una misión. Le dan una baja por enfermedad y debe dedicarse a labores menos extremas, como evaluar bienes raíces para que las aseguradoras les den pólizas. Así es como, con la recomendación de un amigo llega a evaluar La Perla, el rascacielos más grande del mundo. Es tan grande que incluso puede albergar una pequeña ciudad en su interior, con parques, cascadas y todo para ser autosustentable. Para revisar el edificio, él y su familia se trasladan a La Perla y pasa lo que tiene que pasar: un equipo de súper terroristas viene a quemar todo y ¡boom! La Roca tiene que entrar a como dé lugar para salvar a su esposa y a sus dos hijos.

Es decir, efectivamente es La Roca haciendo cosas de La Roca: hay disparos, explosiones, hazañas imposibles para un humano común y corriente (e incluso algunas que desafían la biología y la física y toda regla conocida). Y sí, es todo en un edificio muy, muy alto (repito, el más alto del mundo), pero los efectos especiales y las formas de mantener la tensión están tan bien articulados que supera las expectativas de una película de acción.

Como es de esperarse con las películas de Dwayne Johnson para aquellos amantes de la acción, “Skycraper” no decepciona, incluso con los tintes de suspenso que tiene el filme logran una buena ambientación.

Con esto vemos que la producción y edición fueron lo que realizaron un trabajo arduo para causar esa sensación de pánico o adrenalina en las alturas.

Johnson cada vez más se adapta a este tipo de producciones, es su área actoral perfecta y que no decepciona. “Skycraper” es la historia llena de adrenalina y que no es apta para aquellos que temen a las alturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.