NAPOLEON SE DESPIDE DE LOS ESCENARIOS DE LA MEJOR MANERA POSIBLE.

NAPOLEON SE DESPIDE DE LOS ESCENARIOS DE LA MEJOR MANERA POSIBLE.

Txt: Arath Medina

Fotografía : Lulú Urdapilleta

En la noche del 10 de agosto en el Auditorio Nacional José María napoleón se Dio cita para dar su concierto de despedida, pues el mismo ha recalcado que esta gira la hace para decir adiós a los escenarios pues el considera que es el mejor momento de hacerlo.

Eran aproximadamente las 8:40 p.m. cuando las luces se apagaban y los músicos que acompañaron durante toda la noche a la Napoleón empezaron a tocar para preparas la salida de este mismo. Llegaba el momento y finalmente salía cantando la canción de: “De vez en vez” y podías notar alrededor el público y ver lo felices que se encontraban de estar ahí.

Después de esa canción se notaba todo el agradecimiento por parte del público, pues recibió una ovación de aplausos durante algunos segundos. Agradeciendo a todo su público diciendo “Se los agradezco con todo mi corazón, gracias muchas gracias”

 Napoleón estuvo tocando éxitos de toda su carrera, como: “Celos, Como si fuera un ladrón, Amor de habitación, Después de tanto (canción en donde se notaba mucho la emoción del público.), Lo que no fuera no será, Grillo” y más. Para así dar una pequeña Pausa y presentar a su hijo el gran cantante José María Ru, que prendió muy bien al público dándole un toque más fresco haciendo que los músicos acompañados se pusieran a bailar al mismo tiempo que el público, sin duda una gran presentación por parte de él.

Algo que marcaba la diferencia es que durante muchas canciones estuvo contando anécdotas del como las escribió o con otros artistas se involucraron en ellas. Pero la que más nos interesa destacar es de cuando recién empezó su carrera tocando en los camiones de insurgentes San Ángel, recolectando dinero para poder comer; hasta que un día desafortunadamente le hablaron del sindicato de músicos de los mismos camiones. Y desafortunadamente le llamaron la atención, en donde la misma persona le pregunto: “si te gusta cantar realmente, agarra esta tarjeta y ve a esta dirección”, Gracias a esto napoleón empezó a cantar viernes y sábados en un pequeño café a un lado del teatro insurgentes”. De ahí en adelante el resto es historia.

La noche se acercaba a su fin con las canciones de: “Hombre, Eres» y finalmente la canción que todo el público esperaba “Vive”, terminando de manera increíble mientras de fondo se escuchaba a todo el público coreándola sin parar.

Un show genial y que seguramente el que haya asistido, recordara viejos momentos y acumulara uno nuevo, gracias al concierto. Una despedida en grande como se lo merece alguien grande. Hasta siempre  José maría Napoleón.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.